Cómo influyen los piercing bucales en la salud oral

Los piercings bucales perjudican la salud bucodental

La moda de hacerse piercing en la boca o alrededores (labios, frenillo o barbilla) puede parecer inocua, pero según los expertos y los últimos estudios realizados perjudican gravemente a la salud bucodental. Estos son los principales problemas que causan los piercings en la boca o cerca de ella:

Riesgo de bacterias en el torrente sanguíneo

En nuestra boca albergan más de 700 especies distintas de bacterias, una comunidad bacteriana que se conoce como microbioma oral. Mantener el equilibrio de este ecosistema es fundamental para la salud bucodental, porque cuando se produce algún desajuste entre estas comunidades bacterianas aparecen diversas enfermedades como la periodontitis por ejemplo. Al hacernos un piercing en la boca o cerca, se abre una herida, una ventana al torrente sanguíneo. Algunas de estas bacterias de la boca, aunque son imprescindibles en la boca, son realmente peligrosas si entran en el conducto sanguíneo y pueden desembocar en bacteriemia, y si la infección es demasiado elevada y grave, puede culminar en una endocarditis bacteriana, una patología muy grave. Para evitar esto es imprescindible ser muy escrupuloso y constante con la limpieza.

Riesgo de hiperemia pulpar

El choque continuo del metal del piercing con la superficie de los dientes provoca pequeñas grietas en ellos, se inflaman los vasos sanguíneos del interior (pulpa dental) y cuando no se dispone de más espacio que albergue al tejido inflamado se produce un dolor muy intenso y molesto. Si se prolonga la inflamación en el tiempo se calcifica el tejido y se acabe perdiendo forma y sensibilidad en el diente. El dolor cesará sí, pero también el riego sanguíneo al diente y dejará de recibir nutrientes, por lo que finalmente se acabará por perder la pieza.

 Dificultar la limpieza dental

Este tipo de piercings obstaculiza mucho la higiene ya que impide llegar a ciertos recovecos si no se es muy metódico y también facilitan que en los alrededores del piercing se depositen los restos de alimentos.

Cuando se tiene un piercing en la boca o cerca de ella es muy importante extremar los cuidados de higiene dental y acudir regularmente a Tu Dentista de Confianza para que realice chequeos rutinarios y de haber un problema, se trate a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 + 5 =