Las caries: ¿por qué se producen y cómo hay que tratarlas?

 

cariesLa caries puede evitarse si visitamos periódicamente a nuestro odontólogo.
Si tenemos alguna molestia o síntoma que nos indique el comienzo de una caries, como pueden ser sensibilidad al frío o calor, mal aliento, retención de alimentos… debemos acudir inmediatamente a nuestro dentista para evitar que la caries llegue a penetrar más allá del esmalte.

Cuando una caries llega a profundizar hasta la pulpa (nervio) el tratamiento será, en el mejor de los casos, una endodoncia, o en el peor, tendremos que extraer la pieza.

¿Cómo se forman?

 

En la boca habitan gran cantidad de bacterias de manera permanente; además, los alimentos son un vehículo perfecto para la entrada de otras muchas. Al masticar y beber, parte de la ingesta se queda atrapada entre los dientes, la lengua y las encías. Los restos acumulados son ingeridos por las bacterias que tras asimilarlos evacúan desechos ácidos, estos ácidos disuelven poco a poco el diente y producen lo que se conoce como caries dental. Si no cuidamos la higiene las bacterias se multiplicarán formando colonias. Cuanto más crezcan las colonias, más ácido se producirá y más rápido se disolverá el diente.

Cuando la caries se encuentra sólo en el esmalte, el tratamiento es sencillo. Pero si las bacterias superan la fina capa de esmalte y penetran más a fondo, los siguientes tejidos, mucho más blandos que el esmalte, serán destruidos por los ácidos a mayor velocidad.

Como el diente apenas tiene forma de protegerse, la caries no tratada acabará llegando a una parte crítica llamada pulpa y se producirá una verdadera infección.

¡Cuidado! Un pequeño punto oscuro puede esconder una gran caries sólo perceptible mediante radiografías.

El tratamiento para eliminar la caries es la restauración u obturación dental vulgarmente conocido como empaste que puede ser de diversos materiales: como la amalgama de plata cuyo aspectono es estético pero, en ciertas ocasiones, ofrece grandes ventajas. O el composite, material de restauración más común hoy en día. Su aspecto es similar al del diente, por lo que resulta muy estético. Además de los anteriores existen otros materiales menos frecuentes; sin duda, el dentista le aconsejará el mejor para su caso. Pero si la caries es demasiado grande tal vez fuera necesaria una corona.

 

Para evitar sorpresas desgradables es aconsejable visitar al dentista con frecuencia y, por supuesto, nunca debe esperar a sentir dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × tres =