Tengo grietas en la lengua ¿debería preocuparme?

lengua geográfica-glotis migratoriaLa lengua geográfica, denominada médicamente como glositis migratoria, es una afección benigna y de carácter temporal que afecta a la superficie de la lengua, que se inflama, apareciendo una especie de parches o manchas blanquecinos y rojizos que le dan el aspecto propio de un mapa, de ahí el nombre que ha adoptado.

Puede afectar a cualquier persona, aunque se ha comprobado que es más frecuente en mujeres que en hombres.

Te contamos más sobre causas y posibles tratamientos.


Su aparición podría estar relacionada con alguno de estos factores:

  • Factores genéticos
  • Ciertas deficiencias nutricionales, especialmente los bajos niveles de vitamina B o zinc.
  • Consumo de determinados alimentos demasiado picantes, condimentados, ácidos o irritantes.
  • Asociada a enfermedades o afecciones como eccema, psoriasis, alergias, asma, etc. También puede estar asociada a enfermedades cardiovasculares o diabetes.
  • Alteraciones hormonales, como las que se producen especialmente durante el embarazo.
  • Factores emocionales, como pasar por periodos o situaciones de estrés, nerviosismo o ansiedad.

Con el fin de aliviar las molestias, la inflamación y el malestar que puede provocar la lengua geográfica, se pueden recomendar los siguientes tratamientos y medidas:

  • Prescribir determinados medicamentos antiinflamatorios y antihistamínicos para reducir la hinchazón y combatir síntomas como la sensación de escozor y quemazón.
  • Uso de enjuagues bucales que contengan agentes antisépticos y anestésicos para aminorar las molestias.
  • Pomadas con esteroides en aquellos pacientes más sintomáticos.
  • Controlar la alimentación y evitar tabaco y alcohol.
  • Mantener una buena higiene bucal, cepillándose los dientes y la lengua cuidadosamente después de cada comida.
  • Al haberse relacionado con la falta de vitamina B y zinc, se puede incrementar el consumo de alimentos que contengan estos nutrientes en la dieta diaria.

La mayoría de las veces, esta condición desaparece sin tratamiento. Se va y viene con el tiempo, pero en algunos casos la ayuda médica puede ser requerida. No es posible curar completamente esta condición, pero los medicamentos podrían ayudar a lidiar con esta condición y disminuir tanto el dolor como los signos y síntomas. Los enjuagues bucales que contienen agentes antisépticos y anestésicos también pueden ser recomendables al igual que la medicación tópica y analgésicos.

Un estilo de vida saludable e higiénico te ayudará a mantenerte alejado de cualquier problema de salud, incluso infecciones y problemas de la lengua.

Si esto es hereditario, asegúrate de tener un cuidado especial. Es mejor prevenir que curar, así que si notas alguno de estos signos y síntomas, asegúrate de tomar las precauciones y medidas necesarias, así como consultar con un médico especialista que podrá aconsejarte tras un correcto diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

9 − 4 =