Verdades y falsedades sobre aspectos odontológicos

diente-leche

Tenemos 20 dientes de leche, 32 definitivos.

 

Como ocurre en tantas parcelas de la vida, en la odontología existen numerosas curiosidades, mitos, verdades generalizadas que lo son, lo son sólo a medias, e incluso en muchos casos no lo son, pero que están implantadas en la cultura general por costumbre, por leyenda o por falta de conocimiento. Hoy os traigo una batería de esas realidades o verdades a medias sobre nuestros dientes, con la voluntad de arrojar luz sobre ellas, es decir, para aclarar si son ciertas y en qué medida.

Los medicamentos pueden perjudicar o dañar nuestra dentadura: verdadero

Algunos grupos de medicamentos pueden generar efectos secundarios negativos para nuestros dientes. En algunos casos, producen manchas o modificaciones de color de las piezas dentales. En otros, causan el sangrado de las encías o suponen el comienzo de enfermedades periodontales.

La orina es un blanqueador natural de los dientes: falso

En siglos pasados, y aunque resulte desagradable el simple hecho de pensarlo, la orina se consideraba como un blanqueador casero. Aunque no estaba probado científicamente, se utilizaba como enjuague bucal. Hoy en día, ni se nos pasa por la cabeza aprovechar el primer pipi de la mañana para tales menesteres.

Dolores en la boca pueden reflejarse en otras zonas del cuerpo: verdadero

Zonas aledañas a la cavidad bucodental pueden verse afectadas por problemas en los dientes, boca o mandíbula. De hecho, la disfunción mandibular suele generar dolores en otras partes del cuerpo como el cuello, la nuca, los hombros, la espalda, la garganta o en la cabeza.

El diente reparado por caries no vuelve a sufrirla: falso

Los arreglos por caries tienen por objetivo rellenar la cavidad dental existente. Si en el futuro la higiene bucodental sigue siendo deficitaria, esa misma pieza dental puede volver a ser objetivo de las temidas caries.

El chicle es bueno para nuestra salud bucodental: verdadero

Aunque durante largas décadas se ha considerado como un enemigo para los dientes, lo cierto es que su versión sin azúcar es todo lo contrario, todo un aliado para su fortaleza. Su masticación ayuda a producir más saliva protectora de los dientes, y, además, es útil para eliminar los posibles restos de alimentos que hayan quedado adheridos a nuestras piezas dentales o entre ellas.

Durante el embarazo no se puede ir al dentista y no se pueden realizar extracciones en periodo menstrual: falso

En el embarazo hay que tomar precauciones, pero puedes visitar a tu dentista.

En el embarazo hay que tomar precauciones, pero puedes visitar a tu dentista.

En el embarazo, al igual que en cualquier otro periodo de la vida, visitar al dentista es totalmente seguro. Lo que sí hay que evitar es realizar radiografías durante los primeros meses de gestación. Los tratamientos rutinarios pueden cumplirse sin temor a efectos secundarios perjudiciales para el feto. La menstruación, en su caso, no es un impedimento para ningún tratamiento bucodental.

Tenemos 20 dientes de leche y 32 definitivos: verdadero

Crece nuestra boca y crece el número de dientes también. Cuando aún somos bebés emanan de nuestras encías 20 pequeños dientes temporales, más conocidos como de leche. A medida que éstos se van cayendo, comienzan a salir los definitivos, que son 12 más que los anteriores, hasta un total de 32 (28 dientes y molares y cuatro muelas del juicio).

Con este artículo, espero haber podido ayudarte a despejar algunas dudas sobre ciertos saberes de dudosa veracidad o haberte alumbrado sobre temas bucodentales que desconocías. Y ya sabes, si tienes cualquier consulta o pregunta que hacer, no lo dudes y escribe o llámame. Estaré encantada de atenderte en la Clínica Caredent Leganés Central.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × 1 =